Sus joyas

Joya-Amuleto de poder personal

Cuando en nuestro interior,  energía  femenina y masculina se combinan compensadas, se igualan,  el  SER eclosiona, y es entonces cuando fluye, emerge y  se expande  nuestro  verdadero poder personal. Autoridad por derecho propio, por Visión y capacidad de Guía, exenta de imposiciones y despotismos.

Bastriz, así la llamamos en Dama Bastíbera, atesora  y hace patente en  sus joyas esa Autoridad, esa Misión de Guía de un Pueblo, Una Mujer Real en Equilibrio que te penetra con su mirada, bajo la Bóveda  de la Creación.

Sus Joyas atesoran una clave de número 7. El número de la creación: 7 son los días de la semana, 7 las  notas musicales, 7 los colores del arcoíris…etc…El ciclo  7 es una constante, y Ella lo había descubierto, y lo hacía patente  en sus Joyas, como veremos.

7 son las piezas de su ornamento elevado,  2 pendientes, 3 gargantillas y 2 collares, adornando su rostro, cuello y pecho. 7 las piezas del collar de lenguas.

Pero sin duda la pieza más singular, la que no ha encontrado otras referencias, ni ha  osado imitación alguna, son sus pendientes.

Por eso hemos querido salir al mercado con esta pieza.

Los pendientes materializan su legado, y las formas en ellos, responden a un leguaje simbólico.

Una forma cúbica, representación de la energía masculina, símbolo de fortaleza, solidez, seguridad, honestidad, confianza y compromiso.

Sobre el cubo, una forma circular femenina, símbolo de protección, movimiento, adaptabilidad, creatividad, universalidad, dirección y perfección.

Energías complementarias de la Creación.

Por eso 7 son los flecos que cuelgan de cada cara del cubo, que multiplicado por 4 caras, nos da la cifra de 28. Numerológicamente 28 es 2+8=10=1+0= 1.

LA UNIDAD, que conforman las energías femenina y masculina.

Las joyas que hemos hecho quieren ser respetuosas con estas claves, de ahí que hayamos primado la importancia del cubo, sin ir a una figura plana de un cuadrado, y sobre el cubo una esfera a modo planeta Tierra en su parte superior, que permita ser llevado con un mínimo peso en la oreja, sin renunciar a ningún aspecto simbológico importante.

Es por esta razón que lo hemos  sacado tanto en la versión original de pendientes, como en versión colgante, que igualmente permite que se convierta en una joya tanto femenina como masculina.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar